La poesía y el poder de Rita Indiana

by Eva

“Los dominicanos encontrarán una razón para silbar, ya seas gordo o delgado, feo o guapo. Yo creo que es por los años de represión durante la dictadura que tenemos que gritar. Me piropeaban todo el tiempo, porque era marica, andaba en patineta, era delgada, alta. Hay personas que se traumatizan, mientras que otras, como yo, escriben chistes al respecto”.

Así hablaba Rita Indiana en la TV dominicana, con una aparente declaración de principios estéticos. De hecho, escribe chistes que revelan un sentido del humor tragicómico, ocasionalmente oscuro. La Montra (El Monstruo), como se la conoce en la escena musical independiente de República Dominicana, ha escrito cinco novelas, trabajado en televisión, creado varios videos musicales imaginativos en colaboración con Noelia Quintero Herencia y grabado dos álbumes, el último de los cuales, Mandinga Times, se lanzó en 2020 después de una pausa de 10 años.

Sus letras, siempre elegantemente inventivas, están llenas de arrogancia (En el tiempo que escribes un estribillo yo escribí cinco novelas, en “Como un dragón”) y erudición (invocando a Jorge Luis Borges sobre un ritmo electrónico frenético con inflexión gagá en “El Zahir”), a menudo lidiando con la injusticia, la violencia, sus propias experiencias y la magia de la creación. Eduardo Cabra de Calle 13 comparte la producción y los invitados incluyen a MIMA, Kiko El Crazy y Sakari Jäntti.

En septiembre de 2020, Indiana lanzó After School, un video que incluye tres canciones y dos interludios poéticos de Mandinga Times, también dirigido por Quintero Herencia. Filmada en San Juan, Puerto Rico, donde vive desde 2010, After School tiene una estética artesanal y minimalista en comparación con sus videos anteriores. El video original de “Como un dragón”, por ejemplo, sucede en un mundo CGI de ojos voladores, cuevas y minions sin rostro. Aquí, en cambio, vemos a Indiana, en color, en un aula abandonada acompañada por unos músicos y el bailarín Vicente Santos, también encargado de la coreografía. En proyecciones en blanco y negro al final de la sala, otros miembros de la banda hacen sugerentes apariciones tocando junto a sus colegas, en una producción “en vivo” que integra a los artistas en múltiples lugares.

Después de que Santos abre el espectáculo, la canción “Pa’ Ayotzinapa” —un memorial para las víctimas del infame asesinato en masa de 2014 en México—comienza como un bolero con maracas, guitarra acústica y bongós, pero toma un giro intenso con la inclusión de guitarras distorsionadas y una espeluznante atmósfera de bachata. A menudo escuchamos a Indiana rapear, pero aquí podemos apreciar su conmovedora voz para cantar. MIMA se une al escenario en vivo para cantar armonías con Indiana en “The Heist”, sobre un robo a un banco realizado por el grupo revolucionario puertorriqueño Los Macheteros en Connecticut en 1983. Esta versión es más ligera que la grabada en el álbum pero mantiene el estilo occidental. guitarras vibrantes inspiradas y el bajo de bachata. Una foto de Pedro Albizu Campos, el líder independentista puertorriqueño que murió en 1965 (y en cuyo cumpleaños tuvo lugar el atraco), es la imagen final.

You may also like

Leave a Comment